martes, 3 de julio de 2012

Sustitución caja de cambios de un Saab 900i 16v del año 1991


En esta ocasión voy a mostrar una reparación de principios de este año. No se trataba de una avería cualquiera dado que era el coche de mi padre, un cliente muy exigente, jejejejej!!!

El problema es que la caja de cambios del querido Saab de mi padre dijo: hasta aquí hemos llegado. Los años, más de 360.000km y sobre todo una fuga que dejó la caja con un nivel de aceite muy bajo llevaron a la rotura de la misma.

El estropicio fue importante puesto que se llegó al punto que la caja se trababa, no llegué a abrirla, tal vez lo haga algún día con tiempo, pero desde luego la falta de recambios de este modelo y el coste de los mismos me llevaron a buscar una caja de desguace.

Puede parecer sencillo encontrar una caja de cambios de desguace, pero no lo es cuando hablamos de un Saab 900 pre-GM. La caja de cambios es muy particular y se encuentra, como veremos en las fotos, en el mismo cárter motor. Para Suecia esta solución es muy inteligente ya que de este modo la caja de cambios, que lleva una valvulina de un grado similar al propio aceite motor y de hecho le sirve el aceite 10w 40, se calienta rápidamente. Pero en la zona mediterránea, con récords de calor superados año tras año no es la mejor opción, el aceite se licua demasiado reduciendo la lubricación de sus componentes y aumentando el desgaste prematuro. Esto y la escasez de unidades en España es lo que dificulta en el momento de buscar una caja usada en buen estado.
Caja de cambios de desguace.
La red fue mi salvación. Investigando encontré un señor de Zaragoza que se dedica a traer unidades completas de Suecia y piezas para desguace, además está especializado en cajas de cambio ( www.recambiosparasaab.com ). Fue el único que me ofreció una caja y era conocedor de lo que vendía, además me aseguró que si no funcionaba correctamente me la cambiaría. Menos mal que no hizo falta porque menudo faenón.

Aprovechando un frenético viaje a Burgos en el día, que hice con unos amigos para buscar un motor de S3 que compró uno de ellos para instalar en un Golf MK2, cargamos la caja de cambios a la vuelta en Zaragoza. Con el material ya en la mano buscamos un día y a trabajar.


Escapes desplazados y suspendidos mediante una cuerda


Hay que retirarlo todo


Panza libre de obstáculos

Para extraer el cambio he decidido sacarlo por debajo del coche sin necesidad de retirar el motor. Para esta labor tenemos que retirar todas las piezas que obstaculicen la salida de la caja. Como podemos ver en las fotos de arriba hay que retirar: el subchasis,  los brazos de suspensión, los palieres, manguetas, ruedas, discos…. También deberemos desconectar la selectora de la palanca y apartar los escapes.

Bajando la caja vieja del coche


Curiosa inclinación del motor y bloque pintado por el interior


Buen momento para observar el estado de las bielas
 
Los últimos pasos a realizar para sacar la caja son desconectar la masa del motor, el cable del cuenta kilómetros, retirar el eje primario que va al reenvío de cadena y el cojinete de empuje del embrague. Para retirar el eje y el cojinete hay que primero sacar la tapa de plástico del embrague y en mi caso retiré uno de los electroventiladores para facilitar la extracción del eje. Una vez todo desconectado se desatornilla la caja y ya la podemos sacar, con mucho cuidado de no doblar el chupón de aceite. En mi lugar tuve que sacar la caja junto con el tubo de llenado de aceite motor puesto que se encontraba muy enclavado. 
Retiraremos la tapa, el electro y todo aquello que dificulte
Antes de soltar el soporte hay que retirar el cojinete y el primario


No olvidar colgar el motor antes de retirar el soporte de la caja
Antes de montar la caja nueva tuve que fabricar la junta puesto que no conseguí encontrar en los recambistas habituales ni origen la dichosa juntita. Afortunadamente conseguí el dato del espesor para por lo menos mantenerlo y dejar un buen alineado entre el primario y el cigüeñal, aunque creo que permite bastante margen.

Empezamos a cortar y dar la forma exteriror

Voilá, ya tenemos la forma exterior, ahora interior


Pica que te pica siempre con cariño para no deformar


Como corta este martillo, ahora los taladros


Voilà ya la tenemos lista



Ahora reforzamos la junta con pasta, en mi caso utilicé el formador de juntas Volkswagen que es mano de santo para estos casos. Después de esto montamos en sentido inverso, teniendo mucho cuidado a la hora de colocar la caja para no doblar el chupón, hay que aproximar bien la caja apretando alternativamente tornillos cruzados para conseguir una buena estanqueidad y evitar fugas de aceite motor. Una vez bien asentada y dado el apriete final no olvidar conectar la selectora, el cable del cuenta km.

Caja colocada


Verificar que todo esté en órden


Conectamos la selectora y el cable del cuenta


Vamos montando escapes, subchasis...


También podemos montar la parte ciclo, palieres, manguetas...


Y continuamos con discos, brazos....



El primero de los problemas fue un perno que fija uno de los brazos al chasis, al parecer estaba estirado y al aplicarle apriete se partió. Este fue un problema menor, tan solo tuve que desclavar la parte rota y en su lugar colocar un tornillo pasante que busqué y adapté a mi caso. Por supuesto el tornillo y la tuerca elegidos fueron d la mayor calidad que encontré (del orden de 12) por el taller dado que es un tornillo que ancla una parte de la suspensión del coche y sobre todo por que lo lleva mi padre, jajajajaj!!

El dichoso perno


Solución final, a quedado flama
 
Pero el mayor de mis problemas iba a ser la mayor de las tonterías. Conseguí pasar el tubo de llenado de aceite y soporte de la varilla de una caja a otra sin incidencias y a pesar de lo reseco que estaba ese plástico con tantos años a su espalda. El problema fue que no coincidía la forma al apretar y tuve que insistir un poco hasta procurar dejar el tubo en su posición correcta y aquí vino la tragedia cuando se rompió. 

Imagen de la tragedia tras ya varios intentos de solucionarlo

Probé varias soluciones: pegarlo, reforzarlo con silicona, aguantarlo con una brida, pero no conseguí un resultado óptimo y tenía que retirar el vehículo ese mismo día. Usando el ingenio pensé en usar tubo del utilizado para pasar instalaciones  eléctricas en edificios dado a su parecido. Busqué una ferretería abierta sábado por la tarde y compré un tubo de estos, con paciencia y un mechero fui dando la forma hasta dejar prácticamente idéntico al original.

Lo primero es ir dando forma


Una vez copiada la forma desmontamos el original


Hay que ampliar el diámetro interior, el embudo no cabe


Adaptado el embudo, acoplado en la base todo reforzado con pasta

 
Por fin ya lo tenemos. Ahora a sufrir para probarla y que funcione bien, tengo que decir que hubiese sido un buen momento para sustituir el embrague, pero en este caso apenas tenía un año y se mantuvo el que llevaba.

Todo ya montado, siempre inspección visual para que no nos dejemos nada


Mira que bonico, ahora a probarlo

Bueno después de probado ha sido todo un éxito, lleva ya unos cuantos viajes y km realizados y funciona perfectamente. A ver si está un tiempo sin dar averías el Saab que lleva un añito de achaques. La edad y sobre todo los kilómetros no perdonan, pero su orgulloso propietario le tiene un cariño inmenso que hace que siempre quiera resucitarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario